Cámaras

En los sistemas de visión artificial, la función de las cámaras de visión es capturar la imagen proyectada en el sensor a través de las ópticas para poder transferirla a un sistema electrónico.

Las cámaras que se utilizan en visión artificial ofrecen un completo control de los tiempos y señales, la velocidad de obturación y otros factores fundamentales a la hora de integrarlas en un sistema de visión artificial tanto en aplicaciones científicas como industriales.

¿Cómo elegir una cámara de visión artificial?

La selección de la cámara adecuada es un aspecto decisivo para determinar la realización y la calidad de la solución de visión. Los factores que debemos considerar son el rendimiento del sensor, las características de la cámara y la tecnología de interfaz y transferencia de imágenes.

El sensor de imagen (CCD o CMOS) utilizado en una cámara de visión, es un agregado de pequeños píxeles dispuestos en una cuadrícula. Los sensores de imagen de tipo estándar tienen comúnmente 310000 píxeles (640 × 480), mientras que los de alta resolución pueden tener de 2 a 21 megapíxeles. Los requisitos de la aplicación dictarán el tipo de cámara más adecuado.

Las cámaras utilizadas en los sistemas de visión pueden tener diferentes velocidades de transferencia de imágenes, incluso cuando las cantidades de píxeles son las mismas. Las cámaras de alta velocidad no sólo son eficaces en líneas de producción rápidas, sino que también son propicias en aplicaciones de velocidad normal, ya que brindan más tiempo de procesamiento disponible para el filtrado de la imagen y herramientas que pueden estabilizar la inspección.