La visión espectral es una tecnología que cuenta con las ventajas de la inspección mediante el análisis de imagen y de la espectroscopia, que estudia la interacción entre la electromagnética y la materia para poder determinar la composición de un elemento. En el caso del sector alimentario, los sistemas de visión espectral abren nuevas oportunidades en la resolución de aplicaciones industriales hasta ahora imposibles de resolver con sistemas de imagen convencionales.

Por este motivo, te mostramos en qué consisten y cuáles son los beneficios de los sistemas de visión espectral aplicados a la industria alimentaria.

Control de calidad a través de la visión artificial

La visión artificial se ha convertido en una de las mejores herramientas para la automatización industrial, proporcionando soluciones automáticas, no destructivas y objetivas. Sus aplicaciones son muy diversas, pero una de las más destacadas es la del control de calidad, que en el ámbito alimentario puede:

  • Seleccionar alimentos
  • Controlar el correcto cierre de latas y conservas
  • Fabricar determinados productos
  • Controlar la calidad final de producto

Sin embargo, la tecnología ha avanzado tanto, que dentro de la visión artificial los sistemas de visión espectral, y más en concreto la visión hiperespectral, permite detectar tanto problemas externos como internos de los alimentos.

Procesamiento de imagen y visión hiperespectral para el control de calidad

Uno de los trabajos más innovadores en la utilización de este tipo de sistemas de visión espectral es la tesis doctoral de Ángel Dacal Nieto, bajo la dirección del Departamento de Informática de la Universidad de Vigo.

Procesamiento de imagen y visión hiperespectral para el control de calidad en la industria de la patata es el título de un excelente trabajo de investigación que desarrolla soluciones para el control de calidad en la industria de la patata utilizando visión por computador en el espectro visible. Con la combinación de estas tecnologías se detectan tanto problemas externos de los tubérculos, como la sarna común, el verdeo o la podredumbre seca, como enfermedades internas como el corazón hueco.

En su tesis, Dacal destaca que “la visión hiperespectral permite inspeccionar un objeto en un espacio de tiempo considerablemente menor, y siempre de modo no destructivo. Estas posibilidades están abriendo un nuevo campo de conocimiento alrededor de la inspección hiperespectral agroalimentaria”, a lo que añade que “la visión hiperespectral aúna dos tecnologías diferentes que han coexistido separadas hasta el momento: la espectrografía, que obtiene información espectral de un objeto, y la visión artificial, que obtiene (además de otras cosas) información espacial”.

Por su novedad, uno de los principales puntos de interés de la tesis es la aplicación de una tecnología como la visión hiperespectral para la detección de características externas e internas de la patata, y la puesta a punto de un sistema de adquisición hiperespectral infrarrojo de propósito general que ya se está utilizando en nuevos problemas.

Beneficios de los sistemas de visión espectral

Las cámaras utilizadas para los sistemas espectrales generan imágenes del objetivo con decenas o centenares de longitudes de onda. Estas cámaras son la combinación compacta del espectrógrafo Inspector con una cámara matricial, que genera una imagen multiespectral, pudiendo resolver aplicaciones colorimétricas en aplicaciones industriales alimentarias. Además, entre sus beneficios podemos destacar:

  • Una importante mejora en el control de calidad de los alimentos, permitiendo garantizar que el producto que llega al consumidor lo hace en las mejores condiciones.
  • Aporta un valor añadido a las empresas alimentarias que utilizan estos sistemas, ya que aumenta su competitividad.
  • Alta resolución espectral y espacial que permite solucionar problemas en la industria alimentaria hasta ahora impensables.

Un sistema de visión espectral permite detectar en un solo barrido y de forma muy rápida enfermedades o cuerpos extraños tanto en el exterior como en el interior de los alimentos, lo que redunda en una mayor seguridad para el consumidor y en un claro beneficio para el empresario. Todo ello unido a las propias características de la visión artificial, basadas en el rigor, la rapidez, la fiabilidad y la constancia a lo largo del tiempo. Por su parte, la visión hiperespectral, «es una forma no invasiva de identificar diferentes materiales o definir sus propiedades, lo cual es muy útil para caracterizar objetos con un mayor nivel de precisión», según nos indicó  Mathieu Marmion en la entrevista que puedes ver aquí.

Si quieres más información sobre un sistema de visión espectral para tu industria alimentaria, no dudes en poner en contacto con nosotros, ¡encontraremos la solución que mejor se adapte a tus necesidades!